Beneficios del ejercicio al aire libre

rodaje¡Descubre con Reaprende lo mejor de realizar ejercicio al aire libre!

¿Quieres conocer todos los beneficios de disfrutar del ejercicio al aire libre? A continuación te describimos los beneficios más importantes que nos reporta:

  • Una de las mayores ventajas de realizar ejercicio al aire libre es que es gratis. Acudir a un gimnasio siempre lleva asociado un mínimo coste y este se incrementa si añadimos los servicios de entrenamiento personalizado. Además, no tenemos que ceñirnos a los horarios establecidos por el centro deportivo.
  • Respirar aire fresco nos ayuda a liberar tensiones y estrés.
  • La variedad de ejercicios que puedes practicar al aire libre es muy amplia. Utiliza los elementos que tengas a tu alrededor, si vives cerca de la playa sal a pasear por la arena, en la ciudad busca tu parque más cercano y disfrútalo. Puedes salir a patinar, pasear, correr o apuntarte al Power Walking.
  • Otro beneficio importante es que puedes realizar los ejercicios con amigos, amigas y familiares, de esta manera el ejercicio también se convierte en una actividad social, haciéndolo mucho más divertido.

Para practicar ejercicio al aire libre recuerda que debes seguir unas pequeñas pautas, por ejemplo:

  • Evitar las horas más calurosas en los meses de verano o más frías en invierno, así como condiciones de excesiva humedad.
  • Emplear calzado y ropa adecuada: ropa holgada, traspirable y cómoda; calzado firme, que sujete el pie para evitar posibles lesiones y con el interior acolchado.
  • Utilizar gafas de sol, protector solar o gorro cuando sea necesario.
  • Mantén tu cuerpo hidratado antes, durante y después del ejercicio.
  • Prestar atención a tu pulso y respiración en base al tipo de actividad y la intensidad con la que la practiques.
  • Calentar los músculos antes de realizar el ejercicio, así como estirarlos al finalizar.
  • Consulta con tu personal médico de referencia antes de comenzar un plan de ejercicios, sobre todo si acabas de iniciarte en el deporte.

Aprovecha tu entorno y adapta tus ejercicios a los recursos que tienes a tu alcance. Por ejemplo, puedes utilizar los bancos de los parques cercanos a tu casa para realizar ejercicios, salir a correr o utilizar las instalaciones deportivas que podemos encontrar en numerosos parques.

Si te gusta la montaña puedes unirte a grupos de senderismo y disfrutar de la naturaleza mientras haces nuevos amigos y amigas. Por otro lado, si te gusta más la playa hay una gran variedad de deportes acuáticos que puedes practicar o simplemente puedes salir a pasear o correr por la arena.

En las ciudades también tienes oportunidad de practicar tu ejercicio favorito. Si vives cerca del trabajo puedes caminar o ir en bicicleta o convertirte en un Urban Walker.

Siempre que practiques ejercicio, ya sea al aire libre o en un gimnasio debes seguir estos 4 pasos, fundamentales para evitar lesiones y que tu entrenamiento sea eficaz:

  • Calienta tus músculos antes de comenzar.
  • Realiza ejercicios equilibrados para cada uno de los músculos.
  • Elige ejercicios para partes concretas.
  • Estira tus músculos y articulaciones al finalizar los ejercicios.

¡Date a la buena vida al aire libre!