Disfruta del hummus con Reaprende

Seguro que ya conoces este plato tan típico de la cocina árabe, ya que es uno de los entrantes más famosos de esta gastronomía. Pero hoy desde Reaprende, te descubrimos todos los beneficios de este delicioso manjar.

El hummus es una crema que tiene como ingrediente principal los garbanzos, aunque existen otras variantes, como el hummus de berenjena. Su origen es el Antiguo Egipto, pero ahora se consume en todo Oriente Medio, extendiéndose mundialmente en los últimos años, gracias a su increíble sabor y a todas sus propiedades saludables.

Los beneficios más importantes que nos aporta el hummus son:

  • Es fuente de fibra que ayuda a regular el funcionamiento de los intestinos y ayuda a mejorar la digestión.
  • Gracias a su bajo valor glucémico nos ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre ya que es muy rico en proteínas.
  • Además puedes acompañar el hummus con vegetales como la zanahoria o el apio, sustituyendo así el pan de pita por alimentos más sanos.
  • Puedes equilibrar el consumo de carne, sustituyéndolo por hummus, ya que aporta muchas de las proteínas de la carne.
  • Contribuye a reducir el riesgo de osteoporosis gracias a su alto contenido en calcio.
  • Los garbanzos carecen de grasas saturadas, favoreciendo el descenso de los niveles de colesterol y ayudando a regular los niveles de azúcar en sangre.

Si ya te está apeteciendo probar un poquito de este riquísimo alimento te dejamos la receta para que puedas prepararlo en casa ¡Es muy fácil!

hummusIngredientes:

  • 500 gr de garbanzos cocidos
  • 1 diente de ajo
  • Un chorrito de zumo de limón
  • Aceite de sésamo o aceite de oliva.
  • Comino
  • Pimentón dulce
  • Sal

Modo de preparación:

  1. Cocemos los garbanzos, habiéndolos dejado en remojo previamente durante la noche anterior. Para ahorrar tiempo puedes utilizar garbanzos ya cocidos.
  2. Lavamos con agua fría los garbanzos cocidos y los dejamos escurrir.
  3. Pelamos los ajos.
  4. En un bol añadimos los garbanzos, los dientes de ajo, la sal, un poquito de pimentón dulce al gusto y el comino; y lo batimos.
  5. Después añadimos un chorrito de zumo de limón y un poco de aceite.
  6. Batimos hasta conseguir una consistencia parecida a la de un puré. Si prefieres una crema más ligera puedes añadir un poco de agua a la mezcla.
  7. Como toque final a la hora de la presentación puedes añadir algún fruto seco, nueces, almendras o piñones.
  8. ¡Listo para disfrutar!

¡Para prevenir la diabetes tipo 2 prepara todas las recetas saludables de Reaprende!